El secreto de juventud de las bimajo japonesas, en tu desayuno

Si mencionamos “piel de porcelana”, probablemente nos venga a la cabeza la tez luminosa e inmaculada de una japonesa. Y es que son, con diferencia, las que mayor gasto per cápita en cosmética realizan (246 dólares anuales, casi el doble las españolas), y también las que más tiempo invierten en su ritual de belleza (no es raro que llegue a las dos horas).

Aunque si hay algo que caracterice sus rutinas es la cantidad de productos que utilizan (entre 10 y 12), su sofisticación (limpiadoras con efecto calor, jabones de carbón, cuarzos masajeantes, agua de arroz, mascarillas que exfolian y maquillan a la vez, etc) y los procedimientos específicos de uso (ritual de doble limpieza, aplicación de los productos por medio de golpecitos, etc).

¿Los objetivos? Conseguir luminosidad, eliminar imperfecciones y prevenir el envejecimiento.

En Japón, meca beauty por excelencia (con permiso de Korea del Sur), incluso hay un término para designar a las mujeres de entre 40 y 50 años que, a base de esmerados cuidados desde niñas, consiguen aparentar muchísima menos edad de la que tienen.

 

Una publicación compartida de junsei (@junsei.miyama) el

Son las bimajo (literalmente “bellas brujas”) y gozan de tanta popularidad que hasta cuentan con su propio concurso de belleza y un programa de TV en el que comparten las pautas cotidianas que las hacen lucir así.

 

El estilo de vida de las bimajo

  • Cabe destacar, en primer lugar, que las bimajo tienen una visión holística de la juventud y de la belleza; es decir, siguen un régimen integral de cuidados tanto por fuera como por dentro, sin creer en soluciones rápidas ni milagrosas.
  • Siguen una dieta baja en fritos, azúcares, comidas procesadas y alimentos de alto índice glucémico. En su lugar, optan por pescado, marisco, algas, verduras, té verde y alimentos fermentados. Comen raciones más pequeñas, y casi siempre crudas, al vapor o a la parrilla.
  • Dan una gran importancia al sueño (y no sólo a la cantidad de horas, sino también a la calidad de las mismas).
  • Hacen ejercicio de intensidad media cada día, combinando cardio (caminar, por ejemplo) con entrenamiento de fuerza (tablas de ejercicios).
  • No toman el sol para evitar las manchas y mantener la palidez de su piel.
  • Se practican masajes faciales para estimular los músculos, evitar el descolgamiento y conseguir un efecto tensor.
  • Siguen una rutina de belleza de manera diligente, en la que prima la limpieza y la hidratación, con complementos como mascarillas o baños de vapor.
  • Visten con prendas neutras y clásicas, centrándose en el corte y los tejidos, y huyendo de las estridencias.

 

 

Y aunque este estilo de vida es, sin duda, responsable del aspecto tan juvenil de las bimajo, hay un ingrediente que todas ellas toman sin excepción, y al cual atribuyen el aspecto tan terso y luminoso de su piel.

 

El secreto de la eterna juventud de las bimajo

Una de las peculiaridades comunes de todas las bimajo es la alta concentración de colágeno que tienen en la piel (sobre todo en comparación con las occidentales).

El colágeno es la proteína principal de nuestro tejido conjuntivo, óseo y cartilaginoso, y es la responsable del mantenimiento de la firmeza y la elasticidad de la piel.

A partir de los 30 años, el nivel de colágeno en la piel decae de manera natural (aunque se acelera por malos hábitos como fumar, la exposición excesiva al sol o el consumo de azúcar). Esta caída se puede compensar incrementando el consumo de alimentos ricos en colágeno como la carne (y en particular, las patas, pieles y cartílagos, por lo que el caldo de huesos es, sin duda, la comida que mayor concentración presenta). Aunque en menor medida, los pescados también constituyen una fuente importante (sobre todo escamas y espinas).

 

Una publicación compartida de JAMANDCOPRAGUE (@jam_and_co) el

 

Es evidente que incorporar estos alimentos a nuestra dieta de manera regular no es fácil. Las bimajo lo saben, y por eso cada día ingieren un suplemento de colágeno hidrolizado (que no es más que colágeno natural sometido a un proceso que fragmenta sus cadenas de aminoácidos, reduciendo su peso molecular, y facilitando así su asimilación).

Hay muchos formatos, aunque el más popular en Japón es el de unas botellitas en las que ya viene disuelto, listo para tomar.

Si quieres empezar a tomarlo tú también, te damos las claves para incorporarlo a tu ritual matutino sin que te lleve más de 5 segundos.

 

Cómo convertir tu desayuno en un elixir de juventud

El colágeno hidrolizado en polvo es la alternativa más accesible (puedes encontrarlo en cualquier supermercado) y fácil de usar (pues se trata de un polvo inodoro, incoloro e insípido).

Gracias a estas características, es ideal para disolver en tus batidos (con una cucharadita es más que suficiente). Si además añades kiwi, fresas, naranjas o papaya estarás potenciando su efecto (ya que la Vitamina C estimula la producción de colágeno).

Otra opción es integrarlo en la masa de tus waffles o pancakes, o al terminar la cocción de tu porridge; aunque las foodies más avezadas han empezado a incluirlo en su matcha latte.

 

 

Si prefieres una alternativa más tradicional (y económica) disuelve media lámina de gelatina, añádela al resto de ingredientes de tu smoothie y bátelo todo junto. La gelatina no aportará sabor ni olor, pero sí algo de consistencia (aunque recuerda que el organismo la absorberá en una proporción bastante inferior a la del colágeno hidrolizado, pues sus moléculas son más grandes).

 


Related Posts

Cómo curar las cicatrices del acné (desde dentro)

Cómo curar las cicatrices del acné (desde dentro)

Cuando acabas con el acné, piensas que has ganado la guerra. Pero entonces… llega la posguerra. Restaurar el destrozo causado por la batalla no es fácil, y lo mismo ocurre cuando intentas borrar las cicatrices del acné.

Por qué debes añadir grasa a tus batidos (y cómo hacerlo)

Por qué debes añadir grasa a tus batidos (y cómo hacerlo)

A estas alturas, y tras una demonización de varias décadas, está más que aceptada la idea de que consumir grasa es beneficioso para nuestra salud (o al menos, ciertas clases, y cantidades). El consumo de grasas saludables se ha asociado (irónicamente) a la pérdida de […]



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *