Honestidad verde (y rebelde)

¿Puede un restaurante subsistir sin congelador? ¿Y teniendo la osadía de servir el café sin azúcar (ni sacarina)?

En Honest Greens nos demuestran que sí (y que si acaso, morirán de éxito antes que de fracaso).

No es un restaurante al uso, como tampoco lo es Benjamin Bensoussan, chef y uno de los tres socios detrás del proyecto.

 

honest_greens_terraza_comida

 

“Puede que no seamos los primeros, pero sí los mejores en hacerlo de esta manera”.

Joven. Categórico. Educado. Directo. Y con un sentido del humor ácido que no altera la seriedad de su semblante.

 

honest_greens_healthy

Parece que el dress code en Honest Greens son los tacones y las corbatas (recordemos que está situado en pleno distrito financiero de Azca), aunque tal como nos cuenta Benjamin durante nuestra visita, hay muchas personas que peregrinan desde más lejos atraídas por el concepto.

 

Los best- sellers

 

Nuestra tendencia al análisis psico-gastronómico nos lleva a preguntar por lo más vendido.

“El hummus” (vamos de exóticos pero al final nos quedamos con los viejos conocidos…).

 

honest-greens-hummus

 

“También el boniato (orgánico, al horno, y con crema de frijoles negros, sésamo tostado, y lima) y la cremosa berenjena (al carbón con tahini, picada de pepino, tomate, menta y perejil).” (innovación, sí… pero sin pasarse).

 

 

¿Y qué hay de los platos más arriesgados? (hola sandía asada).

“Partimos de que tenemos dos tipos de clientes: los clásicos que quieren comer bien, con productos de calidad, y los entusiastas que lo prueban todo. La carta está equilibrada para satisfacer a ambos”.

 

De cháchara…con el personal de cocina

 

La voluntad de transparencia se encuentra elevada a la máxima potencia. Tanto, que la cocina no tiene paredes. Y así, no es raro que mientras intentes copiar cómo hacen tu guarnición favorita (que por supuesto no prepararás en casa) acabes hablando con el personal de cocina.

 

honest-greens-restaurannte-saludable  honest-greens-joven-sano

 

“Son todos jóvenes, y desprenden energía y entusiasmo. El feedback con los clientes no puede ser más informal y directo. De hecho, al mes de abrir ya hicimos varios cambios en el menú en función de lo que nos comentaron”.

¿Algún ejemplo?

“Mucha gente nos pedía patatas. Así que enseguida las introdujimos, pero a nuestro estilo: patatas jóvenes asadas con AOVE, hierbas y limón. También hemos reducido la carta de postres porque a la hora de comer pocos tienen tiempo para tomarse uno, pero por el contrario hemos ampliado las opciones de dulces veganos”.

 

Pan de proximidad

 

A 200 metros, para ser exactos.

 

honest_greens_pan_sin_gluten

 

Es lo único que no se elabora en Honest Greens, pero se lo encargan al “obrador de la esquina” (La Miguiña)

La miga es tierna y la corteza crujiente y salpicada de semillas, aunque el toque definitivo es su paso por la parrilla justo antes de servir dentro del plato.

 

Cuestión de principios (cafeteros)

 

“El único azúcar que ponemos es el que acompaña al café, pero porque lo pidieron los clientes”.

 

honest_greens_cafe

 

Su manera de servirlo es, cuanto menos, curiosa: en vaso de cartón, moreno, y hecho un mazacote (“el signo de que es bueno”).

 

Los niños que no amaban las verduras

 

“Un día entraron unos padres con sus hijos pequeños, echaron un vistazo a la cocina y se marcharon. Les preguntamos si había algo que no fuera de su agrado, y nos contestaron que a sus hijos no les gustan las verduras. Me quedé alucinado”. Y a juzgar por la expresión de Benjamin mientras lo cuenta, parece que aún no ha conseguido sobreponerse al impacto.

 

La ley seca (de los refrescos)

 

“Tenemos una clienta que siempre entraba con su lata de Coca-Cola en la mano. Un día le dije que por favor dejase de hacerlo: los refrescos no van con nuestra filosofía, y por ello no queremos que se consuman en nuestro local, ni aunque vengan de fuera”.

 

honest_greens_bebidas_sin_azucar

 

Horarios guiris

 

Parece que la influencia extranjera no se limita al origen de los socios (un americano, un danés y Benjamin, que es francés) ni al estilo de cocina, sino que también llega a los horarios: empieza a llenarse a las 12.30 (y no es por el aperitivo, sino para comer).

 

honest_greens_healthy_madrid

Aunque también es cierto que los vestigios del carácter hispano se ven en algunas sobremesas que se alargan hasta más allá de las cuatro…

 

La salud (no) es lo primero

 

Cuando le preguntamos por la moda healthy, Benjamin se muestra tajante: “Aquí la gente viene a comer en primer lugar porque está rico. El hecho de ser saludable (sin grasa ni azúcar, y con producto local y de temporada) es un plus”.

 

“Lo que ves es lo que hay”

 

“No hay nada que me moleste más que ver un anuncio de una hamburguesa enorme y jugosa, y después encontrarme con que te la sirven espachurrada, y parecida al vómito de un bebé. En Honest Greens, lo que ves es lo que hay. Las fotos de nuestro Instagram son lo que te encontrarás si vienes aquí, sin trampa ni cartón”.

 

honest_greens_madrid  honest-greens-saludable-madrid

 

También hay que reconocer que todo es tan cuco que cuesta dejar aparcada la cámara del móvil durante más de dos minutos.

“Es que la apariencia importa. Comer en un sitio agradable, con buena vajilla y una presentación bonita son parte de la experiencia.”

 

Qué podemos esperar de Honest Greens

 

What´s next? Pregunta obligada cuando empezar, y saborear las mieles del éxito discurren de manera paralela.

En el momento de nuestra visita, el desembarco de los Honest Cocktails era inminente. “En lugar de azúcar usamos miel infusionada y pulpa de fruta natural, y todos los destilados serán de Madrid, menos el whisky, ya que no hemos encontrado a ningún productor local que lo elabore” (idea de negocio).

¿Y abrir más locales?

“También, también”  afirma Benjamin, pero sin dar más pistas.

 

Hasta entonces, y si eres de los (pocos) madrileños que aún no han pasado por su barra, aprovecha que no echan el cierre en verano.

 

honest_greens_healthy_food

 

Honest Greens. Paseo de la Castellana 89. Madrid.

Abierto de Lunes a Viernes de 12:30-16h y 19h-00h; y Sábados y Domingos de 13:00-16h y 19h-00h.

Comida completa entre 9 y 11 €. Café Espresso 1,75 €.

 

 

 


Related Posts

Banquete de boda saludable: dos ejemplos y las claves para conseguirlo

Banquete de boda saludable: dos ejemplos y las claves para conseguirlo

No cabe duda de que tu boda es un momento único: no sólo es un paso más en el compromiso con la persona que amas, sino que además supone compartirlo (y celebrarlo) con todos los tuyos. Diseñas las invitaciones, vas en busca  del vestido de […]

Poke bowls y bulletproof coffee en el rincón más “aussie” de Madrid

Poke bowls y bulletproof coffee en el rincón más “aussie” de Madrid

Pequeñito y acogedor. Paredes de ladrillo visto y madera. Intenso aroma a café y a canela. Así es el Saint Georges Café, que ha traído a la escena madrileña hace tan sólo un par de meses lo mejor de la cultura cafetera aussie.   La […]



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *