21 (divertidas) señales de que eres una friki de la salud

La línea que separa el mero interés por la salud de la pasión verdadera es bastante más fina de lo que parece.

De hecho, puede que la hayas atravesado y ni siquiera te hayas dado cuenta (porque es totalmente natural haber dejado de consumir disruptores endocrinos… ¿verdad?).

 

 

Eres una  friki de la salud y el bienestar si…

 

1. Conoces el procedimiento de preparación tradicional del té matcha.

2. Podrías alimentarte de tus productos de belleza (literalmente; porque ¿quién le haría ascos a un poco de miel, aguacate, o aceite de coco?).

3. Hace tiempo que sustituiste los tuppers y botes de plástico por los de cristal para almacenar tus comidas.

4. Has desterrado la salsa de soja (y la has sustituido por tamari).

5. Te conoces al dedillo qué leches vegetales comerciales merecen la pena (porque la mayoría son una mezcla de agua, azúcar, aceite de girasol y goma guar). O puede que ya hayas llegado al siguiente nivel y elabores tu propia leche casera.

6. Si te preguntan por tus postres favoritos, es posible que cites el pudding de semillas de chía.

7. Te has cansado de repetir “no es una dieta, es un estilo de vida…”.

8. La fermentación no tiene secretos para ti.

9. Empleas con soltura la levadura nutricional en tus platos de pasta.

10. Compras muchos limones. Muchísimos.

11. Alguna vez has entrado en el debate de batidora vs cold press juicer vs licuadora…

 

12. Puedes nombrar al menos 5 usos del vinagre de manzana (orgánico, y sin filtrar, por supuesto…).

13. Cuando ves una hamburguesa sólo te viene a la cabeza una palabra: inflamación.

14. Te molesta que te pregunten (en tono acusatorio) cuánto te has gastado en tu última visita al herbolario.

15. Cuando viajas, llevas en la maleta un poco de carbón activado.

16. Tienes un armario especialmente destinado a tus superfoods, suplementos, granos enteros, y harinas varias (y está comenzando a invadir los estantes aledaños de comida “normal” de las personas con las que vives).

17. Sabes que en realidad el trigo sarraceno…no es trigo.

18. Conoces los tesoros healthy que se esconden en cada supermercado (y visitas todos para hacerte con ellos).

19. Podrías nombrar 7 tipos (si no más) de vegetales de hoja verde.

20. Más de una vez has consultado la carta de un restaurante en su página web antes de ir.

21. En tu bolso conviven las almendras crudas con el agua termal en spray y la manteca de karité.

 

 

¿Te has reconocido en alguno de estos rasgos? ¿O directamente te hemos hecho un retrato robot?

No olvides compartirlo con otras wellness junkies (aunque aún no tengan públicamente asumida su condición…).

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *