Antes de usar tu coco rallado, haz esto

Aviso #1: truco válido sólo para grandes amantes del coco.

Aviso #2: típico truco que se acaba convirtiendo en rutina.

 

Ah el coco….

Si estás leyendo esto, seguramente el coco despierte sentimientos vergonzosamente profundos en ti (nos pasa igual).

Versátil, singular, saludable y delicioso.

Pero hay una manera de hacerlo más delicioso aún. O lo que es lo mismo, potenciar su sabor natural.

Y no es otra que tostarlo.

Así de simple.

Y así de delicado, porque tiene su aquel.

 

De los dos métodos que te describimos a continuación, recomendamos el de la sartén, pues el control es mayor, el tueste será más uniforme y habrá menos posibilidades de que se queme.

 

coco-tostado

 

COCO TOSTADO EN EL HORNO

 

  • Distribuye el coco rallado o en forma de chips en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. No pongas demasiado, porque entonces el tueste no será uniforme.
  • Tuéstalo a alta temperatura, pero poco tiempo (es difícil hacer una estimación porque cada horno es un mundo, pero sería en torno a los 5 minutos a 180º).
  • Si puedes, remueve de vez en cuando con una cuchara de madera.
  • Et voilá! Una vez frío, ya puedes guardarlo en un recipiente, preferiblemente de cristal.

 

 COCO TOSTADO EN LA SARTÉN

 

  • En este caso, es mejor que pongas la sartén a fuego lento, sin aceite.
  • Añade el coco en láminas o rallado (no demasiado) para que el tueste sea más rápido y homogéneo.
  • Ve removiendo constantemente hasta que veas que adquiere un tono dorado.
  • Y listo!

 

coco-tostado

 

También se puede hacer en el microondas, pero como no somos partidarios de su uso…nos hemos comido este apartado ?.

 

El uso del coco tostado es el mismo que el del coco sin tostar, con la única diferencia de que su sabor es más intenso (con reminiscencias a fruto seco) y su textura más crujiente.

 

ASÍ QUE PUEDES USAR EL COCO TOSTADO PARA…

 

  • Añadirlo a tus smoothies (junto al resto de ingredientes, o como topping).
  • Usarlo para hacer leche de coco casera.
  • Emplearlo en la preparación de manteca de coco.
  • Incorporarlo en recetas de tortitas, muffins o fat balls.
  • Espolvorear por encima de helados.
  • O por qué no, de ensaladas (para ese delicioso toque thai…).

 

coco-tostado

 

Precaución #1: si usas coco endulzado, los tiempos de tueste serán mucho menores. Y la probabilidad de que se queme mayor.

Precaución #2: es altamente adictivo.

 

 

 

 


Related Posts

Por qué debes añadir grasa a tus batidos (y cómo hacerlo)

Por qué debes añadir grasa a tus batidos (y cómo hacerlo)

A estas alturas, y tras una demonización de varias décadas, está más que aceptada la idea de que consumir grasa es beneficioso para nuestra salud (o al menos, ciertas clases, y cantidades). El consumo de grasas saludables se ha asociado (irónicamente) a la pérdida de […]

Cómo sustituir el plátano de los smoothies

Cómo sustituir el plátano de los smoothies

Resulta casi imposible concebir un smoothie sin plátanos. Aportan textura y dulzor, son económicos y fáciles de encontrar, y abarcan una larga lista de beneficios, entre los que destacan su alto contenido en vitaminas, fibra, potasio y triptófano (también llamado “aminoácido de la felicidad”). Lo […]



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *