Ciclo menstrual: guía para entenderlo (en 2 minutos)

Porque si sólo distingues entre “días guays” y “días de regla”…necesitas leer esto.


Las cuatro fases de tu ciclo menstrual

 

☽ FASE FOLICULAR

Duración: 7 – 10 días.

Lo que ocurre: el cerebro (en concreto, el hipotálamo) manda una señal a la glándula pituitaria para que envíe hormona folicoestimulante al ovario. Un gran número de folículos (“bolsitas” llenas de líquido que contienen óvulos sin madurar) empiezan a crecer. A su vez, el nivel de estrógeno aumenta para así engrosar el recubrimiento uterino que alojará al óvulo ya maduro.

Lo que sientes: si hay algo que caracterice esta fase, es el subidón de energía y creatividad que experimentarás. Tendrás ganas de probar cosas nuevas y vivir experiencias diferentes, hechos que se verán favorecidos por la mayor facilidad para establecer conexiones neuronales. Son días de revitalización, optimismo y extroversión, así que te apetecerá apuntarte a todos los planes que vayan surgiendo (y si no surgen, ya te encargarás de crearlos).

 

⚫ FASE OVULATORIA

Duración: 3 – 4 días.

Lo que ocurre: el fuerte aumento de la hormona foliculaestimulante seguido de un incremento de la hormona luteinizante (LH) hace que uno de los folículos madure y libere un óvulo, que viaja por las trompas de Falopio hasta instalarse en el útero. El nivel de estrógeno continúa aumentando para reforzar más aún el recubrimiento uterino donde se instalará el óvulo.

Lo que sientes: al principio de la fase, experimentarás mayor flujo vaginal (y más claro y acuoso). Puede que sientas dolor pélvico cuando el óvulo se libera. Los niveles de energía continúan altos, aunque el agotamiento repentino, los dolores de cabeza y los antojos también son típicos de esta fase. El estado de ánimo es estable y te encontrarás más receptiva, por lo que son los días más propicios para conectar con tu  entorno. Además, al tratarse del período más fértil, puede que hagas un esfuerzo (inconsciente) en sentirte mejor y más atractiva.

 

☾ FASE LUTEAL

Duración: 10 – 14 días.

Lo que ocurre: el folículo que liberó el óvulo (corpus luteum) crece, lo cual causa un incremento en la progesterona, que envía una señal al organismo para que deje de producir LH y hormona folicuestimulante, y mantenga el recubrimiento uterino intacto. Este mecanismo asegura que sólo un óvulo madura y es liberado. Los niveles de estrógeno siguen aumentando. Si al final de esta fase el óvulo no es fecundado, el corpus luteum se reabsorbe dentro del cuerpo y la producción de progesterona cesa, dando lugar a la menstruación. Al final de la fase, los niveles de testosterona aumentan.

Lo que sientes: una pronunciada bajada en el nivel de energía y el comienzo de los síntomas pre-menstruales típicos, como hinchazón, irritabilidad, dolor de cabeza, cambios de humor y antojos. Tendrás más ganas de estar en casa y de ocuparte de tareas domésticas y administrativas (sí, son los mejores días para ordenar armarios). Estarás menos social. En su lugar, te apetecerá mimarte dándote un baño o un masaje o simplemente retomando algún libro que tenías por ahí olvidado. Es una fase marcada por la atención y la consciencia, ya que el ratio entre estrógeno y progesterona te hará más sensible a sutilezas de tu alrededor en las que no reparas normalmente.

 

◯ FASE MENSTRUAL

Duración: 10 – 14 días.

Lo que ocurre: con la caída del nivel de progesterona del final de la fase luteal, el recubrimiento uterino se desprende, dando lugar a la menstruación. El nivel de estrógeno alcanza su cota máxima, para después caer y así preparar al organismo para otro ciclo ovulatorio más.

Lo que sientes: quizás la fase más “evidente” así que poco que decir al respecto. Al margen del sangrado, es habitual sufrir molestias pélvicas, dolor en la parte baja de la espalda, fatiga y antojos. Puede que también experimentes una sensación de alivio o relajación cuando los niveles de estrógeno empiezan a disminuir. La comunicación entre os hemisferios izquierdo y derecho del cerebro es más potente que nunca, lo cual incita al auto-análisis y la reflexión, aunque también puede traer sentimientos de insatisfacción. La intuición se acentúa.

 

La clave es hacer un esfuerzo consciente por prestar atención a tu cuerpo y tus emociones cada día, y ahora que tienes el conocimiento de cómo funciona el ciclo menstrual, ir uniendo cada sensación a las diferentes fases.

Según Alisa Vitti, creadora del movimiento FLO Living y autora de Woman Code, las clientas a las que trata necesitan una media de tres meses para poder identificar cada fase.

 

¿Y qué son tres meses en los 500 ciclos que de media tiene cada mujer?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *